Vehículos

La operación

La operaciónUn hombre lleva a su mujer a una clínica para ser sometida a una intervención quirúrgica. Como se trata una operación larga, el tipo regresa a su casa para atender a sus hijos que habían quedado solos. Más tarde, llama a la clínica para interesarse por el resultado de la operación.
- Buenas tardes, ¿puedo ayudarle?
- Hola, ¿es la clínica el Progreso?
- Sí, señor

¡Cuidado con los huevos!

¡Cuidado con los huevos!Una señora sube a un autobús repleto de gente con una bolsa inmensa que iba protegiendo de los golpes como podía.
- Cuidado con los huevos -iba diciendo- Por favor, caballero, cuidado con los huevos, Permítame, por favor... cuidado con los huevos...
En esto que un señor se dirige a ella:
- Señora ¿cómo se le ocurre a usted subir a un autobús lleno de gente con una bolsa de huevos?

La granizada

La granizadaUna noche Clementina, impresionante rubia de 1.80 va conduciendo a su casa cuando se desata una tremenda granizada que deja su coche lleno de abolladuras. Al día siguiente lleva el vehículo al taller para que le hagan un presupuesto de reparación. El mecánico le hace un guiño a su compañero y le dice a Clementina que si sopla con fuerza por el tubo de escape, las abolladuras desaparecerán.

Conductor

- Viajan en un coche un negro, un gitano y un moro ¿Quién conduce?

- La guardia civil

La lluvia y el cateto

Un cateto guardando sus cabras, lloviendo a mares, y pasa uno y le dice "¡Bastian! ¡Bastian! ¡Que tu landrover se lo ha llevado el río! y dice Bastián "sí, hombre, si las llaves las tengo yo aquí en el bolsillo!

A mí no me sonaban de nada

Hoy en el autobús una embarazada y una anciana que estaban de pie me miraban mucho, me habrán confundido con alguien

Mujer gorda en el autobús

Mujer gorda en el autobúsUna señora muy, pero muy gorda, sube al autobus y un niño se queda mirándola.
Ella, molesta, le dice:
– ¿Qué me miras? ¿Nunca habías visto a una mujer como yo?
A lo que el niño responde mientras la mira embobado:
– Gratis....no...

¿En qué se parecen los hombres a los autobuses?

¿En qué se parecen los hombres a los autobuses?- ¿En qué se parecen los hombres a los autobuses?
- En que nunca llega el que una necesita

La monja y el taxista

La monja y el taxistaUna monja para un táxi, se monta y le indica a dónde quiere ir. Al poco tiempo ella se da cuenta de que el taxista está nervioso y decide preguntarle:
- ¿Qué te pasa, hijo mió?
- Ay, madre, es que siempre he tenido un sueño...
- ¿De qué se trata?
- Es que siempre he querido que una monjita me la chupase...

El aparcamiento

El aparcamientoLa mujer, tras estacionar el coche, le pregunta al marido:
- Mi vida, ¿quedé muy separada de la acera?
El marido mira por todas las ventanillas y responde:
- ¿De cuál de las dos?

Páginas

Suscribirse a RSS - Vehículos