Religión

Las matemáticas

Las matemáticasPepito iba muy mal en matemáticas. Sus padres habían intentado de todo: maestros particulares, centros especiales, todo lo que pueda imaginarse. En un último intento, inscribieron a Pepito en la escuela católica de la localidad.

La secadora de pelo

La secadora de peloUna joven en un vuelo Nueva York - Madrid le pregunta al sacerdote que está sentado junto a ella:
- Padre, ¿puedo pedirle un favor?
- Por supuesto, hija mía ¿Qué puedo hacer por ti?

Buenos deseos para el nuevo año

Este año no os olvidéis de apedrear a los Reyes Magos en las cabalgatas, que seguro que alguno es un concejal

Los reyes magos y el cartero

Los reyes magos y el carteroUn niño escribe una carta a los Reyes Magos pidiéndoles 100 euros para comprarse unos zapatos de invierno y poder así caminar los 5 quilómetros que tiene hasta la escuela. En la oficina de correos no saben que hacer con la carta, así que la abren, la leen, y se quedan tan enternecidos que deciden hacen una colecta y le mandan al niño otra carta con los 50 euros que consiguen recaudar.

La monja y el taxista

La monja y el taxistaUna monja para un táxi, se monta y le indica a dónde quiere ir. Al poco tiempo ella se da cuenta de que el taxista está nervioso y decide preguntarle:
- ¿Qué te pasa, hijo mió?
- Ay, madre, es que siempre he tenido un sueño...
- ¿De qué se trata?
- Es que siempre he querido que una monjita me la chupase...

Mi negra ¿me das el placer de este baile?

Mi negra ¿me das el placer de este baile?Comienza la música, y un borracho que estaba sentado ve a una señora de negro que está sentada en frente. Tambaleante se aproxima y le dice:
- (hip)... Mi negra ¿me das el placer de este baile?
- Por supuesto que no...
- (hip) ¿Y por qué no, si puede saberse? (hip)

El santo patrono de los cocineros

El santo patrono de los cocineros- ¿Cuál es el santo patrono de los cocineros?
- Sand wich

El cura y la monja en camello

El cura y la monja en camelloUna monja y un cura están cruzando el desierto del Sahara en camello. Al tercer día una tormenta de arena los atrapa y buscan refugio. Cuando la tormenta termina, se dan cuenta que el camello ha muerto.
El cura dice:

¡Ya no soy virgen!

¡Ya no soy virgen!Una familia cenaba tranquilamente cuando la hija de diez años comenta contrariada:
– Tengo una mala noticia... ya no soy virgen...
Un silencio sepulcral se apodera de la mesa y, de repente, el marido se dirige gritando a su mujer:
- ¡Esto es para que veas lo mala madre que eres!. ¡Vas vestida como una ramera y flirteas con el primer imbécil que se te acerca! ¡Algún día tenía que ocurrir! ¡Cacho puta!

A cual peor...

A cual peor...Dos amigos hablando:
- Imagínate el polvo que eché el otro día con mi mujer, que el Cristo que tenemos colgado encima de la cama, empezó a aplaudir...
- ¡Eso no es nada! Yo tengo un cuadro de la Última Cena, y echamos un polvo de tal calibre, que los apóstoles nos hicieron la ola...

Páginas

Suscribirse a RSS - Religión