Las apuestas y el banco

Las apuestas y el bancoUn tipo va todos los días a ingresar 1.200 euros al banco y los empleados estaban empezando a preocuparse por el posible origen ilegal del dinero. Así que deciden preguntarle y tan pronto como el cliente aparece para ingresar los 1.200 euros, le preguntan si le importaría ser recibido por el director de la sucursal.
- Por supuesto que no me importa, será un placer...
Lo acompañan hasta el despacho y lo recibe el director quien le invita a sentarse-
- Verá -le dice-, no es nada personal pero... que ingrese usted todos los días 1.200 euros, y en metálico... uff, no es normal y... no queremos tener ningún tipo de problema con la justicia.
- No se preocupe, lo entiendo perfectamente -responde el cliente-, pero no se preocupe, que aquí todo es totalmente transparente.
- Usted dirá entonces...
- Verá... es que tengo suerte apostando
- ¿Cómo?
- Sí, todos los días apuesto, y gano... Por ejemplo, con usted aquí ahora mismo: le apuesto 1.000 euros a que me muerdo el ojo izquierdo.
- Bueno... pues... venga, acepto
El tipo se saca el ojo izquierdo y le pega un mordisco.
- Vaya -dice el director-, me engañó, no sabía que era un ojo falso, caramba...
- ¿Ve? Ya he ganado 1.000 euros. Y así siempre. Otro ejemplo, otro ejemplo: le apuesto sus 1.000 euros contra 2.000 a que tengo los huevos cuadrados.
- ¿Los huevos cuadrados? je, je... imposible. Venga, acepto la apuesta.
El cliente se baja los pantalones y los calzoncillos y muestra sus testículos, aparentemente normales.
- ¡Ah, no los tiene cuadrados! ¡Esta vez gané yo! -dice el director
- No, no, es que para apreciar que son cuadrados, hay que palparlos... ¡son como terrones de azúcar!
- ¿Qué me dice? No puedo creerlos
- ¡Tóquelos, tóquelos!
El director empieza a tocarlos y exclama:
- ¡Son normales, son normales!
- Bueno, tiene usted razón -responde el cliente-, he perdido esta vez, no se puede ganar siempre. Ha ganado usted 2.000 euros, aquí los tiene... Pero deje que le diga una cosa: ¿Ve aquel tipo que hay junto al cajero? Pues me he apostado con él 6.000 euros a que el director de esta sucursal hoy me tocaba los huevos...

Suscribirse a Canal de noticias de la página principal