Chiste aleatorio

Soy tan feo...

Soy tan feo...Soy tan feo que mis padres tenían que atarme un trozo de carne al cuello para que el perro jugara conmigo.